Blogia
lomonegro

Amores y desamores

Amores y desamores

Hace unos días que vengo notando la sucesión de noticias sentimentales antitéticas alrededor de las personas que conozco. Varias parejas que suponía estables han cesado en su condición. Unas acaban verdaderamente mal, en otras reina una distancia anti-odio y anti-amor bastante sana y eficiente, y alguna puede que acabe de un modo cordial. En ello están.

Por contra solteros y solteras en algunos casos condición casi tomada como profesional, han sido disparados por Cupido o por Eros, según a qué mitología hagamos referencia, y han caído en las redes del amor. Bueno o han encontrado a alguien, quizás así quede mejor definido.

Amor son sólo cuatro letras que forman una palabra demasiado difícil de describir. Creo que sobretodo por el carácter personal que le conferimos cada uno. Si me refiero a otra palabra, como casa, perro o botella todos podemos definirla con más o menos atino. Pero cuidado con quien se atreva a describir amor. Unos creen en él por encima de todas las cosas. Otros se muestran escépticos y los terceros niegan su existencia. Por eso hablo de encontrar a alguien. Allá como considere cada cual a su pareja. Para unos será amor, para otros sexo y para cualquiera de los infinitos grupos que se pueden formar al respecto, una cosa diferente con salpicaduras de las anteriores.

Los nuevos solteros se muestran en el abanico de sentimientos que va del encanto a la fatalidad vital, según haya sido parte activa, neutra, indiferente o activa en la ruptura. Los nuevos emparejados sin embargo están en la misma gloria. Rezuman la mayoría de sus actos y expresiones el barniz que te aplica la persona con la que compartes algo sentimental. Pocas son las excepciones de impertérritos y gélidos amantes, aunque existentes.

El último párrafo de este post al que intento dar una extensión no demasiado larga, se lo dedico a aquellos que han decido casarse. También en este aspecto he tenido noticias recientes de las que obligan a ponerse de gala. Tres bodas. A ellos y ellas, en cuya relación parece haber triunfado el amor, según dirían sus máximos defensores, les deseo toda la suerte del mundo en lo que llega después del matrimonio, en lo que dure su vida en pareja con contrato legal.

Enamórense y desenamórense si lo creen necesario, si lo necesitan o si pueden y quieren. Mientras tanto, buenas noches a tod@s.

FUENTE: http://laspalabras.blog.com/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres