Blogia
lomonegro

En busca de una relación larga y feliz (II)

En busca de una relación larga y feliz (II)

Para mantener una relación saludable
• Considerar el respeto como actitud primordial. Tanto en el interior como en el exterior de la relación, habría que actuar de modo que la pareja siempre nos pueda respetar. El respeto mutuo es esencial.
• Considerar a la pareja como un equipo. Esto significa ser dos individuos únicos que aportan activos y perspectivas distintos. El valor de un equipo se apuntala en las diferencias.
• Gestionar con inteligencia las diferencias; esta es la clave del éxito. Los desacuerdos no son los que hunden las relaciones. Lo que sí las destruyen son los insultos y la hostilidad. Todas las parejas tienen conflictos de intereses. Sólo sobreviven las que saben negociarlos. No se debe confundir ignorar el conflicto con la paz.
• No dar nada por supuesto. Si hay algo que no se entiende del otro, no dudar en preguntar, hablar, explorar, cerciorarse. No reaccionar antes de hacerlo.
• Resolver los problemas en el momento que surgen. No dejar que se acumulen resentimientos. Estos se transforman en defensas de uno contra el otro convirtiéndolos en extraños e incluso en enemigos.
• Cada pareja crea actualmente sus propios roles. Estos ya no son los heredados por la cultura. Por esta razón hay que negociar y renegociar constantemente cada acto para mantenerse fluidos y preparados para todas las nuevas situaciones.
• Escuchar al otro de modo muy atento. No dar por sentado que ya se le conoce. Saber sus preocupaciones y quejas sin juzgarlo. Darle espacio para que se abra en confidencias. Tratar de ver las situaciones también desde la perspectiva del otro, con empatía.
• Luchar por mantener la cercanía entre los dos. Cuando esta se pierde, la pareja se distancia y existe el riesgo de que se busque en otras personas esta intimidad.
• Estar atento al crecimiento de la intimidad entre los dos. Esta se nutre de honestidad y apertura, de confiarse los miedos, preocupaciones y tristezas así como las esperanzas y los sueños.
• Intentar no irse a dormir enfadados. Tratar de acercarse con algo de ternura.
• Disculparse mucho, sin orgullo. Todos cometemos errores. Toda pareja que funciona utiliza muchas formas de compensación por los errores.
• Mantener la dependencia de la pareja en un nivel moderado. La excesiva dependencia del otro para las propias necesidades es una causa de infelicidad para ambos.
• Conservar el autorrespeto y la autoestima. Es más fácil para los demás estar con alguien que se aprecia a sí mismo.
• Alimentar la relación introduciendo intereses provenientes de fuera de esta. Cuantas más pasiones tenga una persona en su vida, más tendrá para compartir. No es realista esperar que una sola persona cubra todas nuestras necesidades.
• Colaborar como actitud permanente. Compartir responsabilidades. No olvidar que la relación de pareja es un dar y recibir constante. No es un amor incondicional.

Fuente: http://www.magazinedigital.com/salud/psicologia/reportaje/cnt_id/2884

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres