Blogia
lomonegro

Tácticas viriles para comerse un rosco (VII)

CONSIDERACIONES ADICIONALES:

A) Contador de roscos: Articulo 3, párrafo 5º, sección tercera:

"Se considerara rosco toda aquella actividad acorde al reglamento (que sea inter-vivos, que no existan vínculos familiares y de carácter heterosexual) en la cual haya existido contacto expreso entre las dos (o más) lenguas."

B) Deben considerarse también las externalidades:

1) Si los amigos ligan, debemos ligar ->si hay que bajar el listón, o incluso tirarlo al suelo, se tira y ya está.

2) Son zorras a no ser que se demuestre lo contrario. Si se considera probada su inocencia, aconsejamos dejar en paz a la pobre víctima..

3) Hay que tener seny con las copas: nunca hagas la última, en todo caso la penúltima.

4) Si la tía esta buena es que estabas borracho y no sabías donde ibas. Ya que Dios te ha dado este regalo, no lo desaproveches.

5) No te lleves a la cama a una chati si vas tan trompa que sabes que no puedes cumplir. Queda como un campeón ("no quiero precipitarme contigo") y déjala a tiro para mejor ocasión.

6) No conviene llamarla a posteriori. El número que nos ha dado puede ser quemado (Método Victorievich) o bien guardado como trofeo de guerra (Método Gaskinnen).

7) Si la llamas ->te gusta mucho ->te enamorarás -> date por jodido. No vas a ser el primero que abandone los Cuerpos de Elite, pero ojalá seas el último. Vendido, calzonazos, chaquetero,...

 

CURIOSIDAD CIENTÍFICA A TENER EN CUENTA:

El paso del tiempo y de las copas produce un efecto sorprendente en las chicas:

1) Sus facciones monstruosas se tornan en suaves y estilizados rasgos.

2) Pierden alrededor de 5 kilos por copa a partir de la octava copa.

3) Cuanto más borracho vas, más libidinosamente parece que te miran.

4) A partir de la décima copa bailas muy bien, y ellas se fijan en ti (lo cual no es del todo falso, pero no por la razón que tu crees).

5) Cuando vas a la barra te miran con admiración: "como bebe y que bien lo aguanta este tío. Es un macho de verdad".

 

TECNICAS ADICIONALES:

- Ha dado buenos resultados cambiar fuego o tabaco por besos (Método Clinton).

- Mirarla fijamente. Al tiempo te pregunta: "¿Me escuchas?". Tu responderás: "La verdad es que no, te estaba mirando los ojos y me he quedado embobado... son preciosos. Perdona, ¿que me decías?"

- Pregúntale: "A ti te gustan los chicos guapos, altos, fuertes, inteligentes, sensibles y fieles?". "Claro que si "va a responder. Tú le largas: "Tú a mi también me gustas. Cuando nos casamos?".

- Método Stanislavski-Strasberg: A medida que avance la conversación, ve cogiéndola suavemente del brazo o de la cintura. Acércate a ella cuando te hable. Cuando tú le hables, acércate a su oído y roza suavemente su mejilla con la tuya al acercarte y al alejarte. Bésala en la mejilla de forma imprevista en cualquier momento. Ella te preguntará por qué lo has hecho -> ya la has llevado a tu terreno: Ahora disparas a bocajarro. Cuando hayáis intimado un poco cógela de la mano, acaríciale el pelo, HAZ ALGO, coño!, que no tenemos toda la noche...

 

COROLARIO FINAL:

Son casi todas unas ..., tú eres un puto y un borracho de mierda, y como no te cace una buena chica, vas a acabar muy mal. Que te jodan, perdido!

 

LO QUE NO HAY QUE HACER:

La lista es interminable. Les remitimos al excelente libro de Eduardo Aparicio "Mis técnicas de caza del gato y el ratón". Editorial Moco.

 

AGRADECIMIENTOS:

A todos los miembros del comité, a los señores Justerini & Brooks, al Coronel Gordon's (ya retirado), y a todas las pobres cangrejitas que nos han ayudado involuntariamente en la elaboración de este informe: TEMBLAD!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres