Blogia
lomonegro

Más sobre la pasión y el amor (IV)

Más sobre la pasión y el amor (IV) Creo que va siendo hora de hablar más de amor y menos de pasión.

¿Cuánto dura el amor?

Según la psicóloga Dorothy Tennov, el amor romántico dura entre 18 meses y 3 años.

El psicólogo John Money decía que después del arrebato pasional, una relación sólo puede ir para abajo o crecer lentamente mediante la INTIMIDAD.

¿Qué es la intimidad?
Según el análisis transaccional, la intimidad es un estado de proximidad emocional a otra persona, caracterizado por la ausencia de manipulación y la presencia de una comunicación auténtica.
www.psicoactiva.com/diccio/diccio_i.htm

Es conocerse a uno mismo y dejar que el otro comparta el secreto (Schnarch, 2003).

Ahora que está cambiando el modelo familiar, la pareja se transforma en un refugio único para cubrir las carencias que antes se cubrían con los padres, los hermanos,...
La pareja debe cumplir la función de mejor amigo y compañero.

Volviendo a la teoría triangular del amor (léase "Efectos nocivos de la pasión (II)" en este mismo blog), la intimidad en la pareja equivale a "Intimidad+Compromiso".

El amor de compañeros (Companionate Love) equivale a una relación con el mejor amigo, pero con chispa sexual.
Es la combinación con más esperanza de vida.


De todas formas no hay que vivir una relación pensando en que el amor se puede terminar en cualquier momento, sino aprovechando cada segundo como si fuera el último.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

lomoreno -

Lo reconozco, reculo mucho. Rectifico y rectificaré mis opiniones. El tamiz de la experiencia las suele cambiar, pero a día de hoy todavía soy un pelín idealista. Cuando tienes 10 años, no puedes pensar como cuando tienes 30. Pues igual, los que no hemos estado con la misma persona durante 15 años, tenemos alguna licencia. Y al igual que las pelis, que no me gustan ver dramones de "niños de la calle", tampoco me gustan las teorías excesivamente realistas, basadas en la dopamina.

Por otro lado, estoy impresionado con soconusca y su pertiguista. Yo rusas sólo conozco tenistas y otras cosas (ensaladilla, mal pensados)

SOCONUSCA -

A ver, una pregunta ¿cuánto tiempo se quedarán grabadas las opiniones vertidas en este blog? Lo digo por poder comprobar objetivamente (y en previsión del fallo neuronal masivo que me sobrevendrá en pocos años afectando gravemente a mi memoria) como variará el enfoque sobre las relaciones de pareja de lomoreno.


Evidentemente todos coincidimos en la importancia de la intimidad, la proximidad emocional a la otra persona, no obstante tengo mis dudas respecto a lo de "ausencia de manipulación y comunicación auténtica".
Ningún humano se conduce igual a lo largo de su existencia. Un alto número de variables hace que su conducta mute, se transforme, ante el mismo estímulo (o estímulos similares) en distintos momentos.


Lo mismo es aplicable a la relación con el otro, incluso con nosotros mismos (si, también nos relacionamos con nosotros mismos: nos hablamos, nos juzgamos, nos recriminamos, nos consentimos...).
Lo que en una ocasión determinada hicimos amorosa y desinteresadamente por el otro, en otro situación similar (y casi siempre con el paso del tiempo) nos puede parecer un error, puede que no nos apetezca, puede que implique algún sufrimiento, etc. Depende de nosotros, depende del otro, depende de otros, depende de las vivencias propias o ajenas, de la salud, del hambre, del calor, del frío, del cansancio físico, del cansancio mental...



Somos de carne, huesos, fluidos (flujos y reflujos), neuronas y hormonas y como tales expuestos a que cualquier agente (interno o externo) altere nuestras decisiones o nuestro entusiasmo.

¡Qué se yo!. Son tantas cosas que estoy segura de que aún amando alguna vez manipulamos los hechos o las palabras a nuestro antojo, boicoteamos la comunicación “auténtica” con nuestra pareja en evitación de algún sufrimiento (propio o ajeno), deseamos estar en otro lugar, en otras compañías.... El amor puro y romántico no existe por mucho que nos lo intenten hacer creer (no tengo muy claro con qué espurios motivos) ... si no que se lo pregunten al amigo Werther que terminó levantándose la tapa de los sesos y desperdigando toda su dopamina por encima de la mesa. Ya se que es bonito creer en el romanticismo, pero es igual de falso que creer que cuando tenemos delante a un hombre o a una mujer extremadamente guapo/a (en toda su extensión) podemos evitar tener cualquier tipo de pensamiento impuro (también viene bien el vocablo "extensión")

En lo que si creo es en el COMPROMISO, en mi irrefutable determinación de permanecer con mi pareja sorteando conflictos y dificultades.... hasta que aparezca alguno que no pueda eludir ni con pértiga.
No soy Yelena Isinbayeva.

lomoreno -

Coincido con los expertos en la importancia de la intimidad. Estamos hartos de ver la importancia de la pasión, cuando lo más bonito es la intimidad. Ese conocimiento mutuo, ese estar pendiente del otro y compartirlo todo, sin egoísmos (es complicado llegar a esta fase). Este findesemana, estaba con una pareja, que ambos estaban totalmente pendientes uno del otro. Pero sin ser babosos (no en la fase pasión). Daba gusto verlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres